Foro motos Keeway y Benelli | comunidad Keewayeros y Benellistas
SALUDOS KEEWAYER@, TE INVITAMOS A QUE TE REGISTRES EN ESTE FORO PARA SABERLO TODO SOBRE BENELLI Y KEEWAY, TAN SOLO TE LLEVARA UN MINUTO, Y PODRAS DISFRUTAR DE TODO NUESTRO CONTENIDO CON APARTADOS PARA CADA TIPO DE MOTO, RUTAS, MECANICA, FOTOS, ETC.

AL ENTRAR, NO TE OLVIDES DE PRESENTARTE EN LA SECCION CORRESPONDIENTE, DONDE TODOS TE RECIBIREMOS COMO TE MERECES.

TE ESPERAMOS.

Conectarse

Facebook oficial Keeway España

Últimos temas
Añadir aceiteAyer a las 9:05 pmYiyi_1985
Nuevo foreroAyer a las 8:01 pmargentino.070
Alforjas superlightAyer a las 4:33 amLinSorD
Taller en MadridJue Feb 14, 2019 10:57 pmjoaquinrub
Revisión 1000km en RKFJue Feb 14, 2019 10:54 pmjoaquinrub
K-Light, recién llegadaJue Feb 14, 2019 4:57 pmxacarrere
NUEVO BIKERJue Feb 14, 2019 11:15 amargentino.070
Saludo de presentaciónJue Feb 14, 2019 11:15 amargentino.070
presentacionJue Feb 14, 2019 11:14 amargentino.070
Amortiguador TraseroJue Feb 14, 2019 11:03 amPistacheli
Tacometro TXMiér Feb 13, 2019 11:21 pmoscarp
Censo Keeway RKFMiér Feb 13, 2019 11:11 pmRayderj27
Reposapies derechoMiér Feb 13, 2019 9:28 pmYiyi_1985
Presión RuedasMiér Feb 13, 2019 9:17 pmCaracolilloenlafrente
Meter la SuperLight en mi coche Miér Feb 13, 2019 8:36 pmmustone
Problema, ayuda!Mar Feb 12, 2019 8:48 pmTanKeR
Problemas al arrancar Mar Feb 12, 2019 4:55 pmTanKeR
apagon motor en alta rkvMar Feb 12, 2019 8:53 amYiyi_1985
Escape para RKSMar Feb 12, 2019 1:08 amrobinsico
Subir Fotos Lun Feb 11, 2019 9:45 amLozano
Galería


Mejores posteadores
18588 Mensajes - 32%
9694 Mensajes - 17%
6333 Mensajes - 11%
5888 Mensajes - 10%
5079 Mensajes - 9%
4292 Mensajes - 7%
2149 Mensajes - 4%
2147 Mensajes - 4%
2134 Mensajes - 4%
2053 Mensajes - 4%
Los posteadores más activos del mes
39 Mensajes - 35%
24 Mensajes - 21%
10 Mensajes - 9%
7 Mensajes - 6%
7 Mensajes - 6%
6 Mensajes - 5%
5 Mensajes - 4%
5 Mensajes - 4%
5 Mensajes - 4%
4 Mensajes - 4%
Los posteadores más activos de la semana
19 Mensajes - 29%
12 Mensajes - 18%
5 Mensajes - 8%
5 Mensajes - 8%
5 Mensajes - 8%
5 Mensajes - 8%
4 Mensajes - 6%
4 Mensajes - 6%
3 Mensajes - 5%
3 Mensajes - 5%
>
Subir
Comparte
Ir abajo
xacarrere
xacarrere
Admin
Admin
Mensajes : 4292
Fecha de inscripción : 18/02/2012
http://www.keewayeros.com

WAYER Prueba Keeway Superlight LE 125 negra mate (MOTO125)

el Mar Jul 03, 2012 6:39 pm
Todos tenemos una doble personalidad, y aunque la mayoría procuramos ocultarla, Keeway pretende que no te reprimas y que dejes aflorar ese espíritu rebelde que llevas dentro, eligiendo la serie Limited Edition de su custom Superlight en riguroso color negro. Así que, vístete de “malote”, enseña los dientes y ponte a los mandos de esta versión especial de la Superlight.



El gigante chino Keeway ha sabido ganarse al público de la convalidación que se decanta por las customs de convalidación con el Superlight ya que, de este modelo, se contabilizan hasta 3 variantes con las que resulta difícil no encontrar la que mejor se adapta a nuestros gustos: la normal, “alicatada hasta el techo” con todo lujo de detalles y accesorios manteniendo una imagen de custom tradicional, y las dos LE (Limited Edition o serie limitada) con filosofías radicalmente opuestas: en color blanco que acaba de salir y que os comentamos con todo detalle aquí, y ésta, en color negro, para los “rebeldes” de la convalidación.

Obviamente, la voz cantante del estilo custom la lleva la norteamericana Harley-Davidson con sus modelos bicilíndricos en V con cilindradas superiores a los 883 cc. De esta cilindrada a los modestos 125 cc que te permite conducir la convalidación con el carnet de coche (o con el A1 desde los 16 años) hay un trecho. Pero como hay mucho enamorado de este estilo y que no pueden permitirse obtener el carnet de moto A2, las marcas, como Keeway, intentan complacer sus deseos.

Además de ser una custom, la Superlight intenta imitar en lo posible las tendencias que marca Harley-Davidson. No se parece a ninguna HD en particular, pero si te fijas con detalle, muchos de sus detalles se inspiran en modelos concretos de la marca norteamericana. Sus dos escapes superpuestos simulan ser un bicilíndrico (aunque en realidad es un monocilíndrico cuyo único colector de salida se bifurca en dos) y discurren por el lado derecho, algo común en las HD; sin embargo, van pintados en negro como lo hacen las Sportster XR. El asiento es del tipo corrido biplaza como el de las Sporster XL R; las formas del asiento del conductor son muy envolventes y anatómicas como el de una silla de montar a caballo.

También es habitual en una custom adelantar las piernas pero no apoyando los pies en estriberas sino en plataformas con suelo de goma, algo habitual en las HD más turísticas, pongamos como ejemplo, una Electra Glide.

Y la lista sería interminable: el combinado negro mate con negro brillo y cromados de una Iron 883, por ejemplo, los laterales que sujetan el guardabarros trasero (típico HD), la distribución de los componentes del tablero en el centro del manillar y sobre el depósito (Fat Boy, por ejemplo),…

En definitiva, la Superlight es la típica custom para mirarla con detenimiento y descubrir esos pequeños detalles que la convierten en una custom muy cuidada y que sigue los más exigente cánones, a pesar de su modesta cilindrada.



La postura que se adopta sobre la Superlight es muy custom: el asiento está bajo lo que facilita llegar perfectamente con los dos pies al suelo incluso con las piernas flexionadas. Como te adelantamos, tiene forma de silla de montar a caballo permitiendo dar libertad de movimientos a las piernas y ofreciendo una gran amplitud mullida casi a la medida de nuestro “trasero”. Las plataformas-estriberas le dan un plus de comodidad, permitiendo estirar las piernas y, en carretera abierta, cuando circulamos en quinta marcha y no hay necesidad de reducir, podremos mover los pies en su amplia superficie para cambiar de posturas.

No nos ha convencido la anchura del depósito, que te fuerza a llevar las piernas más abiertas de lo normal, aunque esto también son costumbres heredadas de la marca americana.

La palanca de cambio estaba algo elevada y te obliga a despegar el pie izquierdo de la plataforma para cambiar. Supongo que será cosa de ajustar la palanca a nuestro gusto, pero desistimos de intententarlo al ver tanto reenvío y ajuste desde la salida del motor. El pedal de freno también estaba algo alto aunque en este caso no hay posibilidades de reglaje, ni es recomendable al mostrar un considerable recorrido.

Y en ese largo elenco de detalles que siguen los estándares custom, se nos olvidó comentar las piñas del manillar: ¡clavadas a las de HD! Con esas formas rectangulares, e incluso hasta la manera de utilizar los intermitentes independizando en cada piña el del lado correspondiente. La verdad es que el sistema puede parecer más racional ya que si vas a girar a la derecha pues activas el mando de la derecha, y lo mismo a la izquierda. Para anularlos se debe volver a pulsar sobre el mando que desees. Hasta ahí bien, pero con mucha luz te será difícil distinguir si el testigo de los intermitentes está parpadeando y si vuelves a pulsar el mando te puedes encontrar con que los vuelves a activar. A mí, particularmente, me gusta presionar de vez en cuando en el medio de un conmutador convencional de intermitentes para asegurarme que no los llevo puestos, y reconozco que con el sistema de la Superlight no me encontraba cómodo; en las Harley auténticas cuentan con una desconexión automática si los llevas parpadeando durante un cierto tiempo o distancia, detalle no incluido en la Keeway.

Incluso hasta el motor tiene algo de la esencia HD: distribución OHV por varillas sobre dos válvulas aunque en este caso con un solo cilindro. Un problema menos en el mantenimiento ya que te despreocupas de llevar tensada la cadena de distribución, aunque como consecuencia no es un motor al que le guste ir subidito de vueltas a pesar de que puedas sacar otras conclusiones observando la zona roja del cuentavueltas a partir de las 10.000 vueltas. Imposible llegar a este régimen a no ser que seas tan bruto de cambiar de quinta a primera de golpe. Lo normal es que, incluso apurando las marchas, cambies a las 8.000 vueltas en plan deportivo. Pero no es muy lógico sobrepasar las 7.000 rpm, régimen al que empiezan a aparecer los primeros cosquilleos de las vibraciones. Y eso que en la parte delantera del motor se dispone de un eje de equilibrado que gira a contra cigüeñal para minimizar vibraciones. Hasta ese régimen, las “hormigas no salen del hormiguero” y podrás conducir muy cómodo, aunque eso sí, aprovecha para ver con detalle el paisaje porque la velocidad máxima que desarrolla no sobrepasa los 100 km/h. No es problema de desarrollo corto sino de un escalonamiento cerrado (marchas muy próximas) de las cinco velocidades.

En cuanto a geometría, la Superlight se aleja de las costumbres customs (valga la redundancia) y no lanza la rueda delantera con ángulos tan exagerados. Poco más que una naked urbana, lo que te permite callejear entre coches sin tener que hacer maniobras, y trazar curvas cerradas sin que le tiemble el pulso. Otro punto a revisar, aunque pudiera ser “fallo de la unidad probada” es que, con el embrague accionado, no se podía arrancar con una marcha engranada, lo que obligaba a buscar punto muerto, y en ocasiones el testigo no llega a iluminarse cuando lo hemos encontrado. Bien por el pedal de arranque cuando falle la batería y curioso que disponga de una pata de cabra de las buenas (de las que no se pliegan solas), pero que no desconecta el motor.



Por frenos, encontramos diferentes comportamientos. El delantero nos deja más que satisfechos por potencia, y ni siquiera pierde mordiente al final, al incorporar ese pequeño dispositivo que se le suele mal llamar ABS y que consiste en liberar presión del hidráulico en situaciones de pánico para no bloquear la rueda.

Detrás, Keeway sigue confiando en un desfasado tambor que aunque sea de gran diámetro (unos 140~150 mm, no está declarado) no tiene la potencia de un disco y además en nuestro caso particular obliga a recorrer un gran recorrido en su pedal ejerciendo mucha fuerza para conseguir que empieza a frenar de verdad, si es que no patina antes el neumático (a la mínima de cambio sustitúyelos por unos occidentales).

Por suspensiones, el Superlight es magnífico de tarado. Se lo traga todo sin rebotar de forma brusca. Tal cual viene de serie, monta los amortiguadores traseros en la precarga más blanda que resulta más que suficiente incluso con pasajero.



Al ser las customs motos bajitas, no hay ninguna pega para que nuestro acompañante se acomode en su lugar sin temor a que le de un calambre al pasar la pierna por encima. Dispone de unas estriberas desplegables en una posición muy cómoda. Por ponerle pegas: le falta alguna asidera donde agarrarse (algo tampoco contemplado en las directivas Custom), el asiento es corto, con buen mullido y suficientemente largo y, cuidado con la matrícula trasera. No vaya a ser que cuando pases la pierna sobre el canto te hagas un corte. La solución es sencilla: móntale un marco de plástico, de esos con propaganda de la tienda donde lo has comprado, y así cubrirás los peligrosos cantos metálicos.

Fuente original donde podeis leer el reportaje entero: Motos125.cc
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.